Nuestros comienzos

La historia de esta finca se remonta a sus orígenes como asentamiento romano, en la que los musulmanes canalizaban el agua y vivían de sus fértiles tierras y también a su pasado feudal. Fue el huerto que abastecía la zona y surtía al castillo de Montilla.

Nuestra historia
A comienzos del siglo XVI, se conoce como propietaria de esta casa rural a Dª Catalina Fernández de Córdoba (2ª Marquesa de Priego), que la tenía como huerta y desde donde abastecía de nardos a la corte de la Reina Isabel. También se cultivaba aquí la reconocida alcachofa montillana, la base de uno de los platos más deliciosos de la cocina local: Alcachofas a la Montillana.
 
A mediados del siglo XVI, Sor Catalina de la Trinidad Fernandez de Córdoba (1547-1574), (3o Marquesa de Priego), siendo abadesa del Convento de Santa Clara de Montilla solicita una licencia de obras para esta casa, para disponer el servicio y alojamiento a numerosos «viajeros de bien», que venían atraídos por la sabiduría y carisma de San Juan de Ávila, teólogo, humanista y escritor del siglo XVI, quien vivió la última etapa de su vida en Montilla.
 
Con posterioridad, el licenciado Luis de Buytron, solicitó la propiedad de dicha huerta que consta en testamento en 1567, siendo por tanto la primera propiedad privada de la zona, que pasó a alguien que no pertenecía a la nobleza. A partir de ese momento, se le empieza a conocer como Huerta Buytrón y posteriormente como Finca Buytron.
 
Según consta en el Archivo Histórico Provincial de Córdoba, en 1665 pasa a manos de una religiosa del Convento de Santa Clara en Montilla, sor María Trinidad, hija de Domingo García Vidal, «una huerta en la cañada de Buytron», que entrega como dote al entrar en el convento.
 
Finca Buytron es por tanto un lugar donde se mezclan la historia y la leyenda y donde la casa y la campiña cordobesa te atrapan desde el primer momento que llegas a ellas.
1500

Dª Catalina Fernández de Córdoba (2ª Marquesa de Priego), es la propietaria de esta casa rural, era utilizada como huerta desde donde se abastecía a la corte de la Reina Isabel. También se cultivaba alcachofa montillana, la base del plato más delicioso de la localidad: Alcachofas a la Montillana.

1550

Sor Catalina de la Trinidad Fernandez de Córdoba, (3a Marquesa de Priego), solicita una licencia de obras para disponer el servicio y alojamiento a numerosos «viajeros de bien», que venían atraídos por la sabiduría y carisma de San Juan de Ávila

1567

Luis de Buytron, solicitó la propiedad de dicha huerta que consta en testamento en, siendo por tanto la primera propiedad privada de la zona, que pasó a alguien que no pertenecía a la nobleza. A partir de ese momento, se le empieza a conocer como Huerta Buytrón y posteriormente como Finca Buytron.

1665

Según consta en el Archivo Histórico Provincial de Córdoba, pasa a manos de una religiosa del Convento de Santa Clara en Montilla, Sor María Trinidad, hija de Domingo García Vidal, «una huerta en la cañada de Buytron», que entrega como dote al entrar en el convento.

ACTUALIDAD

Finca Buytron es por tanto un lugar donde se mezclan la historia y la leyenda y donde la casa y la campiña cordobesa te atrapan desde el primer momento que llegas a ellas.

Scroll al inicio